Tel. 677 50 10 60            Català


IAA en el área de TGD - Autismo


Terapia asistida con perros aplicada a niños con trastornos generalizados de desarrollo - trastorno del espectro autista.



Terapia asistida con animales (TAA)


Científicos de prestigio internacional recomiendan la Terapia Asistida con Animales (TAA) como apoyo a las terapias convencionales.


Terapia asistida con perros en personas con trastorno del espectro autista (TEA).


La Terapia Asistida con perros en personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA), aumenta la interacción social, disminuye las conductas autoestimulatorias, incrementa las conductas de juego y promueve en el niño o niña con autismo un mayor y mejor uso del lenguaje.


La TAA es una terapia con objetivos y programación específica que se basa en la estimulación, a través de la interacción humano-animal para favorecer el aprendizaje individual.


Los participantes en una terapia asistida con perro son: el terapeuta o psicólogo de referencia, el técnico en intervenciones asistidas con animales. el perro de terapia y el niño/a .


Esta organización permite que el terapeuta y el técnico concreten de forma precisa las habilidades a trabajar y los procedimientos que se aplicarán dentro de la programación establecida para el niño.


En una TAA se trabajan, entre otros, los siguientes objetivos: el contacto visual, habilidades de comunicación verbal y no verbal, socialización en cuanto a comprensión de emociones sobre la interacción, aprendizaje y respeto de normas, la memoria, la atención, habilidades de motricidad fina y gruesa, estimulación sensorial, reducción de conductas estereotipadas y de conductas disruptivas, tolerar tiempos de espera y momentos de transición.



Proyecto Blick: TAA-Conductual-Autismo


Intervención temprana a niños con trastornos del espectro autista (tea) - autismo

Terapia asistida con perros - terapia conductual.


Terapia asistida con animales - una aplicación a la intervención conductual en personas con autismo


El proyecto Blick : TAA - Conductual - Autismo integra todos los planos de trabajo: médico, psicológico, educativo y social.


La utilización de perros en el tratamiento de niños y niñas con autismo se está mostrando altamente beneficiosa. Sin embargo, hay que precisar que los perros por sí mismos no constituyen una terapia, sino un instrumento de la misma, vehículos de mediación entre el terapeuta o familiar y el niño.


Actualmente, los Trastornos del espectro Autista (TEA) están considerados como los más comunes de los Trastornos Generalizados del Desarrollo con una prevalencia de 10-12 casos cada 10.000, siendo entre tres y cuatro veces más frecuente en niños que en niñas. Son trastornos de inicio precoz, que presentan alteraciones en la relación social, en la comunicación y lenguaje y en conductas e intereses restringidos.


Dentro de los TEA ningún caso es igual a otro y pueden presentarse de manera leve, moderada o profunda. Los casos más severos son caracterizados por una completa ausencia del habla, comportamiento extremadamente repetitivo, no usual, auto dañino y agresivo. Las formas más leves de autismo (típicamente Síndrome de Asperger o autismo de alto funcionamiento) pueden ser casi imperceptibles y suelen confundirse con timidez, falta de atención y excentricidad. Cabe notar que una persona con autismo puede ser de alto funcionamiento en ciertas áreas y de bajo funcionamiento en otras.


Proyecto Blick: TAA - Conductual - Autismo


El Proyecto Blick ofrece una aplicación de la Terapia con Animales (perros) a la Terapia Conductual. Existen muchos escritos y experiencias basadas en personas con Autismo usando perros en diferentes intervenciones. El perro es un estímulo multisensorial muy atractivo y resulta un estímulo saliente muy especial. EL perro como herramienta de trabajo dentro de la estructurada Terapia Conductual y bajo unos objetivos, programación y criterios de medición detallada, puede actuar como estímulo reforzador al igual que como una ayuda para realizar una determinada habilidad o acción.


Los participantes en una Intervención Conductual con perros son: el TIA, el perro de terapia, y  un terapeuta experimentado en terapia conductual junto al niño/a. Esta organización permite que el terapeuta experto y el técnico concreten de forma precisa las habilidades a trabajar y los procedimientos que se aplicarán dentro de la programación establecida para el niño.


Algunos Datos clínicos















El Ensayo Discreto o las tres partes de la unidad de enseñanza es una secuencia conductual usada para maximizar el aprendizaje en niños con trastornos del desarrollo.


ED: Estímulo Discriminativo: es la instrucción o pregunta. Indica que el reforzador (premio) está disponible si el niño responde correctamente.


R: Respuesta: Es la acción del niño en respuesta al ED.


ER: Estímulo Reforzador (o Refuerzo): Es la consecuencia que sigue a la respuesta del niño y que cambia la probabilidad con la que la conducta volverá a ocurrir. Los premios incrementarán la conducta.


Estímulo de apoyo a la respuesta enseñada: Estímulo que facilita la emisión de una respuesta. (Propicia el éxito).


El perro de terapia es utilizado como herramienta de trabajo en el Ensayo Discreto como estímulo de apoyo a la respuesta enseñada y como Estímulo Reforzante dado después de la Respuesta.


El PASEO es también un elemento importante dentro de la TAA-Conductual. Durante el paseo (una salida a la calle), el niño, el terapeuta, el técnico y el perro trabajan las conductas y habilidades del niño definidas en sus objetivos y programación.


Algunos ejemplos de habilidades que se trabajan durante el paseo son: caminar de manera apropiada y al lado del terapeuta, conocer y distinguir el significado de los colores de las luces de los semáforos y aprender cómo y cuándo utilizarlos, tolerar los tiempos de espera y el juego dentro del parque.

CTAC - Centre de Teràpies Assistides amb Cans S.L c/ Sant Quintí 47 08041BARCELONA CIF: B65046054


C) 2009 CTAC - Todos los derechos reservados